Entradas

Eco

Imagen

Zolloko San Martinak

Imagen

Joeira

Imagen

Pedimos, Jesús, tu mirada

Imagen
Pedimos, Jesús, tu mirada para quedar perdonados. Tu mirada es compasiva y purificadora.  Penetra hasta dentro,  sanándolo todo con la medicina de tu amor. ¡Qué bien nos conoces y nos comprendes!  Tu mirada se posa misericordiosamente sobre nosotros  y los pecados ya ni se recuerdan, o se recuerdan para confesar tu nombre. Es una mirada que nos dice: Yo te amo, a pesar de todo, yo te amo. Es una mirada que lo viste todo de ternura. Porque el amor dignifica. Cuando uno se siente amado, ya se ve como persona, y su vida se ilumina. ¿Quién, al ser objeto del amor de Dios, no se sentirá valioso e importante? Para que nuestros ojos se parezcan a los tuyos. Cuando tú nos miras, pones en nosotros ojos nuevos, ojos que empiezan a parecerse a los tuyos. “Te pareces a mí, porque yo te miro. Te pareces a mí, porque yo te amo” Todo el que es amado, contagia amor. Todo el que es mirado con misericordia, mirará con misericordia. Por eso pedimos, Jesús, tu mirada,  para parecernos a ti. (Cáritas – 199

La valse d'Amelie

Imagen

TEN COMPASIÓN DE NOSOTROS

Imagen
  TEN COMPASIÓN DE NOSOTROS Ten compasión de nosotros, Señor, si andamos en tinieblas. Si nos ves atrapados en las redes del dominio,  del poder, del odio, o de la mediocridad. Si estamos sordos a tu evangelio, o ciegos al hermano. Ten compasión de nosotros cuando equivoquemos las metas. Cuando nos asuste el prójimo. Cuando el corazón sea indiferente a quien sufre. Ten compasión si dejamos que el orgullo nos encadene. Si nos hacemos ídolos con nuestro propio reflejo. Si convertimos la profecía en desprecio,  o la oración en fariseísmo. Acaricia nuestras llagas, bendice nuestros pasos, acompaña nuestras luchas. Llegará un día en que todo estará bien. (Rezandovoy)