Como la primavera


Hay días que uno está como el tiempo: raro. Enciendo el ordenador, doy una vuelta por los titulares de prensa, entro en el blogger, y no se me ocurre nada que escribir. La última vez fue hace tres días. Una sequía, vamos. Esto debe ser cosa de la primavera; unos días chaparrón de ideas y otro nada, calor veraniego que induce al sopor y a la baja productividad. He pensado en contestar el último comentario de Álvaro a la entrada anterior, que da para mucho, pero no enlazo las palabras. Digo, la huelga general de Cádiz en apoyo a Delphi, que ya es solidaridad en acción, pero sigue la pantalla en blanco. A lo mejor el tema de la Feria da para unas líneas, pero, no. Todavía no huele a feria.

Seguramente hoy es de esos días que decía San Francisco cuando cansado no tenía ganas de hacer la oración: "Señor, que mi cansancio sea mi oración" Pues eso. Hoy no se me ocurre nada más que esto. Y ya sé que no es original. Si buscas en Google "no se me ocurre nada", es increíble lo que sale, hasta en imágenes... Pero, así estamos.

Comentarios

  1. Pues nada no te preocupes. Si otra vez te pasa, compras el ABC un jueves y lee el Alfa y Omega. No tiene desperdicio. Realmente ya no me sorprende nada de determinados sectores doctrinales. Especialmente hoy, la crítica del libro de Jose Luis Moral es una declaración ideológica de lo que va esta revista.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares