La asunción de María


Contigo cantamos, María, exultante de gratuidad,
porque el Señor se fija en los insignificantes
y porque un día intervendrá definitivamente;
porque vacía de lucros los cofres de los capitalistas
y abre espacios comunitarios
para el plantío, la educación, y la fiesta a favor de los desheredados;
porque derriba de su trono a todos los dictadores
y sostiene la marcha de los oprimidos; que rompen estructuras en busca de liberación;
porque sabe personar a su sierva la Iglesia,
siempre infiel, creyéndose señora,
siempre amada escogida, sin embargo,
por causa de la Alianza
que Él hizo un día con la sangre de Jesús.
Pedro Casaldáliga

Comentarios

Entradas populares