Acción de gracias

Señor

Es verdaderamente justo darte gracias,
es hermoso cantar para ti, manantial de todo bien.
Tú eres el que das vida y futuro a todo lo que existe.
El pan que comemos es don del cosmos entero,
es el pan de nuestra peregrinación,
pan incompleto que tú llenarás de esperanza.
Jesús nos ha enseñado a dar el pan al hambriento
y a encender hambre de otra cosa
en aquél que está harto de pan.
Nos ha enseñado a transformar el “mío” en “nuestro”,
a no acumular tesoros ilusorios, que la carcoma devora,
tesoros siempre robados al hambre de los otros.
Día a día, dulce y tenazmente,
llama a la puerta de nuestras ansias de vivir,
líbranos de las hambres falsas, haznos personas esenciales
como tus criaturas más pequeñas y felices,
como las flores, los pájaros, el pan.
Danos, Señor, el pan, la vida y la alegría,
porque para el pan, la alegría y la vida tú nos has creado.
Y entonces, con todas las criaturas que te buscan,
que te aman y esperan sobre esta tierra,
te rogaremos con las palabras y con la fe
que Jesús nos ha enseñado. Abbá, Padre.

Ermes Ronchi

Entradas populares