Un segundo fallecido ayer en el trabajo

Ayer por la tarde, a las 18.40 horas, se producía el segundo siniestro en la provincia de Córdoba. Fue en la calle Francisco Ayala del barrio del Gran Capitán en Montilla, y se cobró la vida de un operario que murió tras recibir una fuerte descarga eléctrica. «Se trata de un trabajador que estaba reparando, con una evidente falta de medios, el corte que una media hora antes había producido una retropala», según informaron a ABC fuentes de la Policía Local. La máquina, al parecer, «rompió una canalización eléctrica, tubos y cables, que es algo relativamente imprevisible, porque no se ve, y ahí no se produjo descarga, sino un corte de fluido en un domicilio, pero, unos 35 minutos después, ocurrió el accidente cuando un trabajador intentó empalmar los cables».


El fallecido, E.G.G., de 36 años, con dos hijos y natural de Montemayor, sólo intentó valerse de «unas tenazas, un destornillador y cinta aislante que, al producirse la descarga a media tensión, ha debido de haber sido un paro cardiaco fulminante», añadieron los agentes locales. Un hermano suyo, que era el encargado y dueño de la empresa, se encontraba en el lugar.

¡NO MÁS MUERTES EN EL TRABAJO, EL TRABAJO ES PARA LA VIDA!
¡QUE LOS OBREROS MUERTOS EN EL CAMPO DE HONOR DEL TRABAJO, DESCANSEN EN PAZ!



Entradas populares