Aventura de vida plena. 4º domingo de Pascua

Comentarios

  1. Ayúdame, Señor, a seguirte aunque no entienda nada, pues bien sé que tú eres el Camino.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares