Líbrame, Señor

Del anhelo de ser amado,
del deseo de ser alabado,
del ansia de ser honrado,
del afán de ser consultado,
del empeño en ser aprobado,
de la aspiración a ser perfecto...
líbrame Jesús.

Del afán de almacenar bienes,
del anhelo de ser rico,
del empeño en caer bien,
del deseo de sobresalir,
del ansia de darme a la buena vida,
de la aspiración a no fallar...
líbrame, Jesús.

Del temor a ser despreciado,
del temor a ser calumniado,
del temor a ser olvidado,
del miedo a ser ofendido,
del miedo a ser ridiculizado,
del miedo a ser acusado...
líbrame, Jesús.

Del temor a lo desconocido,
del temor a ser amado,
del temor a salir perdiendo,
del miedo a vivir en pobreza,
del miedo a renunciar a lo necesario,
del miedo a fracasar en la vida...
líbrame, Jesús.

Florentino Ulibarri

Comentarios

  1. Que todo mi bien, que todo el aplauso que espero se haga vida, Señor, cumpliendo tu voluntad.
    Lamento no poder comentar a diario, aunque sí leo a diario; pero este "pincho" es más precario que mi físico.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares