Contigo a nuestro lado...

Señor, todo nos invita a triunfar,
a ganar; a aprovecharnos, a no ser tontos…
Y tú, Señor, nos recomiendas que perdamos la vida.

Señor, enséñanos a perder el poder,
el prestigio, la imagen,
las mil cosas que acaparamos.

Enséñanos a renacer a la sencillez,
a la escucha atenta a la vida del otro,
a que nos duela todo dolor de los hermanos,
a mostrarnos pequeños y frágiles, como somos,
a compartir las dudas, los miedos y fracasos.

Ayúdanos, Señor, a dar la vida, el tiempo, las cosas,
y a dar nuestras personas.

En tus manos estamos, haz de nosotros lo que quieras...
Contigo a nuestro lado... ya no necesitamos ganar.

Comentarios

Entradas populares