EL SER HOMBRE

SI os digo que mi alma
está herida
de mañanas,
... creeréis que tengo puntos
cardinales de esperanza.

Si os digo
que mis ojos,
no resisten más belleza
de tanta que los cabalga...

Si os digo,
si os dijera
que no tengo fruto en rama
porque lo tengo en cosecha...

Creeréis
que soy distante.
Creeréis que soy distinto.
Pero
es tan corto el camino
—el del beso y la palabra—
como larga es la esperanza.

¡Y esta hoguera que se aviva
con rosas frescas del alma...!

Si os digo..., si os dijera
que, el ser hombre,
me ha costado
la tala de mis estrellas.

(A.L.B.)

Entradas populares