Orar en el mundo obrero, 3º domingo de Pascua

No es fácil reconocer a Jesús, confesar que es el Señor. Los discípulos creían “ver un espíritu”, algo fuera de la realidad, que no encaja en sus vidas y sus esquemas. Con la fe pasa eso; hay personas para quienes la fe y el Resucitado tienen poco que ver con la realidad, tienen muy poco que ver con su vida. Pero si algo es la fe cristiana es profundamente realista, en el sentido de que Jesús no es un simple recuerdo o idea, sino alguien vivo, presente en una vida nueva, con quien es posible encontrarse para sentir transformada nuestra vida. Solo en la vida es posible encontrarse con el Resucitado. Solo desde esa vida podemos orar. Te ayudará el Orar en el mundo obrero de esta semana.

Comentarios

Entradas populares