Orar en el mundo obrero. Pentecostés

El orar en el mundo obrero de esta semana me invita a  sentirme iglesia, comunidad, pueblo de Dios. Me invita a sentirme parte de la convocación y el envío de toda la Iglesia a anunciar con la vida la Buena Noticia del Resucitado; la Vida Nueva para toda la humanidad. De este modo renuevo mi compromiso bautismal. De esto modo me hago templo del Espíritu Santo, que actúa por medio de la Iglesia, y me pongo en situación de reconocer, también, su acción en medio de la vida del mundo obrero.

Comentarios

Entradas populares